Colegio

¡Descubre nuestra escuela!

Guardería

En este primer contacto con el mundo educativo, se trabaja con el niño para que aprenda a desenvolverse en el entorno escolar y en sus ambientes más cercanos.

Infantil

Durante estos años se trabaja poniendo los cimientos para el buen desarrollo de sus capacidades neurológicas y afectivas.

Primaria

Acompañamos la adquisición de hábitos y valores que permitan descubrir la riqueza del conocimiento y la belleza de la realidad.

Nuestra historia

escola santa isabel sant cugat

El siete de mayo de 1879, siete hermanas del Instituto de Religiosas Franciscanas Misioneras de la Inmaculada Concepción, se instalaron en la Casa Parroquial para fundar una escuela católica en el pequeño municipio agrícola de Sant Cugat. Las siete religiosas llegaron respondiendo a la petición del rector de la parroquia de Sant Pere, que había insistido en la implantación de una escuela católica en la villa. Las primeras aulas de la nueva escuela fueron el claustro del monasterio y los alrededores de la casa parroquial.

A principios del siglo XX, la escuela Santa Isabel se trasladó a una edificación de la Carretera de Rubí.

El año 1918, la señora Maria Ribatallada dio un amplio solar al instituto de Franciscanas Misioneras de la Inmaculada Concepción para construir una escuela. 

En 2021, las hermanas franciscanas ceden la titularidad de la escuela Santa Isabel a la Fundación Educat, confiando en su capacidad para tirar adelante la escuela. La Fundación ya tiene en Sant Cugat ESO y Bachillerato desde hace 4 cursos, y ahora amplía con Infantil y Primaria su oferta educativa. Para el curso 21-22 se ofrece también la etapa 0-3 con la Guardería para niños Anna Ravell.

Proyecto Educativo

El proyecto educativo de la escuela Santa Isabel establece las necesidades educativas y formativas preferentes, a partir de los rasgos de identidad propios y de su manera de entender la educación.

Proyecto educativo

Programación general anual

Misión, Visión, Valores

La escuela es un ámbito de crecimiento personal para los niños y niñas, que continúa y complementa la labor que realiza la familia como primera educadora. Por tanto, la colaboración sincera entre familia y escuela es muy importante para la educación de los niños y niñas.

El conocimiento y la seriedad en el método educativo, dentro de un contexto de experiencia cristiana de la vida, son los pilares de una educación verdadera, que haga capaces a los jóvenes de afrontar la vida -su vida personal y de amistades, la académica y, en un futuro, la vida profesional- con seriedad y satisfacción.

El espíritu fundacional de las hermanas franciscanas se mantiene gracias a la universalidad de San Francisco, que nos invita a todos a vivir una vida auténtica y llena de significado.

Instalaciones

Comunidad Educativa